Booktrailer de Cartas cruzadas

Buscar este blog

Buscar en este blog

Traductor

20 octubre 2006

Paul Auster



Paul Auster

Paul Benjamin Auster nació en Newar, estado de New Jerrsey (Estados Unidos), el 3 de febrero de 1947, hijo de Samuel Auster yQueenie, matrimonio que ejercieron diversos edificios en Jersey City.

Auster tuvo desde la infancia una apasionada afición por la lectura, siendo sus escritores favoritos Miguel de Cervantes (su libro preferido es "El Quijote"), Fedor Dostoievski, Edgar Allan Poe, Franz Kafka, Samuel Beckett o William Shakespeare, Nathaniel Hawthorne, entre otros.

Cursó estudios secundarios en el instituto Marplewood y después viajó por diferentes países europeos, como,España, Italia Francia o Irlanda. Más tarde, estudió lengua y literatura inglesa en la Universidad de Columbia, en la que se graduó en 1970. En esos años mantenía relaciones sentimentales con Lydia Davis, hija del escritor Robert Gorham Davis.

Una vez finalizados sus estudios trabajó, por mediación de su padrastro Norman Schiff ( el nuevo marido de su madre, tras divorciarse de Samuel Auster), en un petroleru y, posteriormente, viajó a Francia. En dicho país trabajó como traductor de autores franceses, especialmente poetas, hasta su regreso a los Estados Unidos en 1974, en cuyo año se asentó en Nueva York y se casó con Lydia con la que seguía manteniendo su noviazgo.

En Nueva York comenzó a trabajar como periodista, escribiendo en "The New York Review of Books" y en "Harper’s Saturday Review". A mediados de la década de los 80 y después de su etapa de escritor de poesía, y ensayos Auster debutó como novelista con "Jugada de presión" (1982), que fue publicada con el pseudónimo de Paul Benjamin. Em ese año publicó el libro de corte autobiográfico "La invención de la soledad" (1982).

Para entonces ya estaba divorciado de Lydia, se divorciaron en 1981, y Paul se casó con la escritora noruega Siri Hustvedt, con la que ha tenido dos hijos, Daniel y Sophie, y fue a partir de entonces cuando Auster fue conocido internacionalmente al publicar con éxito "La Trilogía de Nueva York", tríada de novelas del género de intriga formada por "La ciudad de cristal" (1985), "Fantasmas" (1986) y "La habitación cerrada" (1986).

Más tarde, Auster publicó otros libros como "El país de las últimas cosas" (1987), "El palacio de la luna" (1989), "Pista de despegue" (1990), "La música del azar" (1990), "El cuento de Navidad de Auggie Wren" (1991), "Leviatán" (1992), "El cuaderno rojo" (1993), "Mr. Vértigo" (1994), "Smoke" (1995), "A salto de mata" (1997), "Heridas de amor" ( cuyo título inglés es "Lulu on the bridge") (1999), "Sophie Calle: Doble Juego" (1999), "Tombuctú" (1999), "El libro de las ilusiones" (2002), y "La noche del oráculo" (2003).

También ha escrito poesía, de la que fue un traductor de los grandes poetas franceses y a la que reconoce como una gran inspiradora de su propio talento creador, y ha publicado un poemario titulado "Cimientos" (1990), una colección de relatos titulada "Creía que mi padre era Dios" (2002), que reunía historias enviadas por oyentes de un programa de radio, y también escribió algunos guiones cinematográficos como "Smoke", que fue una película dirigida por Wayne Wang , y basada en su propia obra, "Blue in the face" (1995). Este film co-dirigido por Wang y el propio Auster, quien, posteriormente, dirigió en solitario "Lulu on the bridge" (1999).

Paul Auster destaca como un excelente narrador de historias enigmáticas y sugerentes en relación con el problema de la identidad personal, situadas en ambientes urbanos y realistas a los que añade ciertos aspectos mágicos a esa realidad matizada por la intriga y el misterio, además de la importancia del azar, las circunstancias personales y el propio destino.

Su última novela publicada es "Brooklyn Follies" (2006) -que está dentro de la lista de los libros más vendidos en España en las últimas semanas- y cuya historia que está protagonizada por Nathan Glass, un hombre que regresa a su Brooklyn natal con el propósito de escribir un libro después de superar el cáncer que padecía y divorciarse de su mujer, es una narración que cautiva al lector desde el primer momento y se ve atrapado por el apasionante mundo de Auster, este extraordinario contador de historias de las que todos, de una u otra forma, nos sentimos parte por la sorprendente y magistral carnalidad que le otorga a sus personajes.

No es extraño, por ello, que a Paul Auster le hayan concedido el Premio Príncipe de Asturias de las Letras de este año, porque es un mago que sabe atrapar en su prosa todo el misterio y el enigma de la vida humana; pero conjugándola magistralmente con la realidad prosaica y cotidiana de cualquier ciudadano, independientemente del país en el que viva, en este complejo siglo XXI.

Ana Alejandre
© copyright 2006. Todos los derechos reservados