Booktrailer de Cartas cruzadas

Buscar este blog

Buscar en este blog

Traductor

22 mayo 2006

Galería de Escritores - G. García Márquez


Vida y Obra de Gabriel García Márquez


Vida



Nacido en Aracataca (departamento de Magdalena) en 1928, aunque al poco tiempo su familia abandonó esta población para trasladarse a Bogotá.

En la capital se formó inicialmente en el el periodismo y cursó estudios de Derecho. A mediados de la década de 1940 comenzó a publicar en varios periódicos sus primeros artículos, cuentos y crónicas de cine. En 1946 trabajó como redactor de El Universal, periódico de Cartagena de Indias; y desde 1948 a 1952 en El Heraldo de Barranquilla y a partir de ese año en El Espectador de Bogotá.

Entre 1959 y 1961 fue representante de la agencia cubana de noticias La Prensa en Bogotá, La Habana y Nueva York. Por motivo de sus ideas políticas, se enfrentó con el dictador Laureano Gómez y con su sucesor, el general Gustavo Rojas Pinilla, y hubo de pasar las décadas de 1960 y 1970 en un exilio voluntario en México y España.

En su obra se refleja el compromiso político de García Márquez, el cual se originó en la situación política de la Colombia del Bogotazo y todo el periodo de violencia que le siguió. Defendió la Revolución Cubana como tantos otros escritores del ámbito hispanoamericano; pero, aún, continúa apoyando a Fidel Castro y mantiene polémicas en la prensa y en encuentros con otros escritores que sostienen una postura diferente sobre dicho sobre la actual situación de ese país, especialmente en lo que respecta a los derechos humanos.

Después de obtener el Premio Nobel, ya en 1986, promovió la fundación de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba) junto con el cineasta argentino Fernando Birri, participando en varios guiones cinematográficos, tanto de sus propias obras como en colaboración con otros escritores. Esta escuela, cuyo fin es la formación de realizadores del llamado Tercer Mundo, forma parte de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, que también impulsó y de la cual es presidente.


Obra:

La hojarasca (1955), El coronel no tiene quien le escriba (1961) y Los funerales de la Mamá Grande (1962) son sus primeras novelas y colección de relatos. En estas obras ya se percibe una evolución estilística que va desde la prosa barroca y elaborada de La hojarasca y de algunos de los cuentos de Los funerales de la Mamá Grande. En sus primeras novelas se reflejan la violencia intolerante que padecía Colombia cuando las escribió. En El coronel no tiene quien le escriba y refleja la evolución estilística del autor desde el barroquismo primero hasta la frase desnuda que ya utilizó en algunos relatos de Los funerales de Mama Grande.

En Cien años de soledad (1967) aparecen algunos personajes que ya incluyó en El coronel no tiene quien le escriba y fue escrita durante su exilio en México. Narra, en tono épico, la historia de Macondo, pueblo que termina sepultado y destruido por las guerras y el progreso, y también la historia de sus fundadores, la familia Buendía, a lo largo de cien años. El nombre de Macondo era el de una hacienda próxima a Aracataca, que García Márquez convirtió en un territorio literario inolvidable y uno de los más famosos de la literatura universal , al igual que hizo el escritor estadounidense Faulkner con su condado de Yoknapatawpha (Mississippi).

Esta última novela la escribió en dieciocho meses, y muestra el estilo maduro y personal del autor, en el que refleja sus mundos y obsesiones, y que, con pequeños matices, constituye el núcleo principal de toda su obra. Según parece, García Márquez se inspiró en las leyendas y relatos fantásticos que leyó en su infancia, aunados a su extraordinaria imaginación rica en simbolismos e imágenes obsesivas.

Por otra parte, su extensa formación de escritor le permitió escribir historias lineales (con principio y final secuencial) sobre situaciones reales y personajes cercanos a los lectores, situando siempre como telón de fondo la historia de Colombia y la constante denuncia de la injusticia social, ya que no era otro el mundo en el que le tocó vivir a García Márquez y al que conocía sobradamente.

De esta dicotomía entre el mundo real y el imaginario surge el realismo mágico, término que denostan muchos autores y críticos, pero que sirve para definir a este género literario.

Otras obras narrativas son: El otoño del patriarca (1975), en torno al poder y la corrupción política; Crónica de una muerte anunciada (1981), historia de un asesinato y una venganza ; El amor en los tiempos del cólera (1985), historia de amor de corte clásico pero con un trasfondo de pasión que crea la atmósfera inolvidable de la narración, y El general en su laberinto (1989), narración imaginaria de los últimos días de vida de Simón Bolívar, enfermo y despojado de su poder.

También escribió los libros de cuentos La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1972) y Doce cuentos peregrinos (1992).

Ha recibido numerosos premios, como el Rómulo Gallegos en 1973 y el Premio Nobel de Literatura en 1982. Después de obtener este importante premio fue invitado por el gobierno colombiano a regresar a su país, donde ejerció de intermediario entre aquél y la guerrilla.

García Márquez ha utilizado la mezcla de realidad y fantasía en sus textos periodísticos, como en Noticia de un secuestro (1996), un reportaje con técnica novelística sobre el narcoterrorismo colombiano.

En 1998 publicó La bendita manía de contar y su autobiografía Gabriel García Márquez. Fue entonces cuando compró la mitad de las acciones de la revista colombiana Cambio en un deseo de poner en práctica sin cortapisas sus ideas sobre el periodismo. En 2002 se publicó la primera parte de sus memorias, Vivir para contarla, que abarca sus años de infancia y juventud, desde los recuerdos de su Aracataca natal hasta 1955. En 2004 publicó Memoria de mis putas tristes, una novela que narra la relación amorosa entre un anciano y una adolescente y ésta es su última obra publicada y que, según sus propias palabras se puede considerar el testamento literario de su autor porque ha decidido abandonar la vida literaria y pública debido a su avanzada edad y precario estado de salud.


Ana Alejandre



Copyright 2006. Todos los derechos reservados